“Una de nosotros”: Reacción ante palabras de Joel Ortega Dόpico

A continuación puede accederse al PDF con la declaración del Instituto Patmos “Una de nosotros” y sus firmas preliminares en reacción a palabras del Rev. Joel Ortega Dόpico publicadas en el portal del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) donde funge como Secretario Ejecutivo:

Mas firmas pueden agregarse comunicando a:

info@institutopatmosonline.org

“Una de nosotros”

Por si ya no bastase que diariamente el régimen castrista hable a nombre del pueblo cubano sin haberle preguntado jamás, ahora también las iglesias en Cuba tienen que soportar que el Rev. Joel Ortega Dόpico hable en nombre de ellas cuando sus palabras ni siquiera representan el sentir del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) donde, para mal de esta institución, funge como Secretario Ejecutivo. Estamos muy al tanto de que “sus palabras” bajo el título “Unidos y Unidas para Servir” fueron publicadas en el portal digital del CIC inconsultamente, irrespetando a las denominaciones asociadas en él, al mismo estilo del Partido Comunista que desgobierna la Isla y al cual el Rev. Dόpico sirvió como vocero con su publicación.

Su declaración afirma que: “El evangelio no busca divisiones, confrontaciones, ni privilegios”, atreviéndose a citar la Palabra de Dios, para atacar a una de nosotros. A una mujer cubana y católica, Rosa María Payá, que no es solo miembro digna del pueblo cubano, sino militante activa de la hermana Iglesia Católica en Cuba, y quien posee el privilegio espiritual de ser la hija de uno de sus mártires, Oswaldo Payá Sardiñas.  

El lamentable contenido de su diatriba es una apología del mismo orden político que viola las libertades religiosas en Cuba. El Rev. Dόpico defiende un sistema que comienza por coartar la libertad del CIC (como evidencia esta misma manipulación) pero también de las denominaciones afiliadas a la Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas (AIEC); del resto de las iglesias con registro legal que no pertenecen ni al CIC ni a la AIEC; de las numerosas iglesias y movimientos que ni siquiera poseen registro legal, porque se les niega; pero sobre todo de la Iglesia Católica en Cuba. Es de sobras conocido por todos el fervor católico de los Payá. Y sin embargo, a nombre de todas “las iglesias cubanas” cometió el Rev. Dόpico el sacrilegio de hablar.     

El Rev. Dόpico usa el portal del CIC para afirmar algo tan excluyente como “no nos préstamos a relacionarnos con personas y organizaciones” a las cuales además clasifica a priori de “manipuladoras”. Las palabras del reverendo no solo calumnian a Rosa María sino también a los miles de cubanos que en la diáspora han donado para ayudar a sus hermanos en la Isla. Es inconcebible que su declaración, contraria a la práctica y al espíritu cristiano, se esgrima para reaccionar precisamente en contra de una ayuda humanitaria enviada al pueblo cubano como genuina expresión de la solidaridad entre hermanos, y especialmente en un contexto crisis en Cuba que se hace comparable a la terrible reconcentración de Valeriano Weyler a quien todo indica que los actuales dictadores cubanos pretenden imitar. 

Tristemente Dόpico ha prestado su voz al guión de los represores del pueblo cubano y ha decidido ignorar no solamente la realidad de miseria que viven los ciudadanos producto del sistema fracasado y opresivo, sino también el pedido de más de 15 mil familias en la Isla que han solicitado esa tan necesaria ayuda.

Por tal razón, el Instituto Patmos, rechaza categóricamente estas palabras que solo son y pueden ser palabras expresadas a título personal del Rev. Dόpico.

Y como nosotros sí no solemos hablar a nombre de las iglesias y creyentes cubanos sin antes preguntarles sometemos nuestra declaración a la rúbrica de todos los líderes religiosos que a nombre de sus iglesias o ministerios deseen sumarse a este rechazo a tan excluyentes, irrespetuosas y faltas de ética cristiana, palabras del Rev. Dόpico.

En la esperanza de que para Cuba y sus iglesias ya es hora, “porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra” (1 Juan 2:8b), nos unimos y firmamos la presente, el 14 de agosto de 2020, “Año del Señor”,

#OneOfUs

A nombre de la Comisión Gestora del Instituto Patmos en Cuba,

Armando Antonio Pérez Pérez

Alberto Pérez González

Guillermo del Sol Pérez

Matilde Alejandra González Albernas

Leonardo Lino Rodríguez Alonso

Firmas que se agregan,

Rev. Cristina María Rodríguez Pentón – Ministerio Internacional “De Mujer a Mujer”, Santa Clara, Cuba

Rev. Dayixys Ávila Herrera – Ministerio “Mi Viña”, Santa Clara, Cuba

Rev. Velmis Adriana Marino González – – Ministerio “Viento Recio”, Las Tunas

Rabbi Olaine Tejeda Beltrán – Líder de la comunidad judía Bnei Anusim, Nuevitas, Camagüey, Cuba

Imán José Alberto Martínez Rodríguez (Abdullatif), Asociación Islámica para la Divulgación del Islam, Holguín

Imán Niovel Alexander Tamayo Formen (Abu Duyanah), Asociación Islámica para la Divulgación del Islam, Habana

Lic. José Gabriel Barrenechea Chávez, Ateos y Humanistas, Encrucijada, Villa Clara

Rev. Mario Jorge Travieso Medina – Ministerio “Viento Recio”, Las Tunas

Rev. Miguel Ángel González Álvarez, Iglesia Bautistas Libres, Habana

Rev. Bernardo de Quesada Salomón – Ministerio “Fuego y Dinámica”, Rev. Alayn Toledano Valiente – Iglesia Emmanuel del Ministerio Apostólico “Sendas de Justicia”, Santiago de Cuba

Rev. Daniel Josué Pérez Naranjo – Iglesia Bautista Misión Bereana, Arroyón, Chaparra, Las Tunas

Rev. Alejandro Hernández Cepero – Iglesia Bet-El-Shalom, Habana

Rev. Yoel Demetrio Asprόn Morales – Iglesia Misionera en Cuba, Las Tunas

Rev. Yilber Durant Domínguez – Ministerio “Fuego y Dinámica”, Nuevitas, Camagüey

Rev. Luis Torres Rondón, Iglesia “Fuego y Dinámica”, Playa, Habana

Rev. Jorge Luis Pérez Vázquez, Ministerio Rehobot, El Cristo, Santiago de Cuba

Rev. Marcos Antonio Perdomo Silva, Ministerio Estableciendo el Reino de Dios, Santiago de Cuba

2 comentarios en ““Una de nosotros”: Reacción ante palabras de Joel Ortega Dόpico”

  1. Al Consejo de Iglesias de Cuba el Señor le ha manifestado su Apocalipsis desvelando las caretas que cubrían la cara de Judas en muchos de sus directivos. Les llegó la Hora. Gloria a Dios.

    Me gusta

Responder a Fernando Fernández Varona Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s