Ernesto Borges Pérez: Premio Patmos 2021

Cada 31 de octubre, coincidiendo con el Día de la Reforma Protestante, el Instituto Patmos entrega su premio anual a un creyente cubano consecuente con su fe en Cuba. Este año 2021, en su octava edición, el Premio se concede a Ernesto Borges Pérez. Ernesto es un prisionero del castro comunismo. Fue condenado a 30 años de prisión de los cuales íntegramente ha cumplido 23. Su crimen fue atentar contra el sistema comunista imperante en la isla desde su posición de oficial de la contrainteligencia militar. O sea, es un prisionero político, que se ha mantenido en prisión estos 23 años porque ha permanecido fiel a sus ideas, y no ha cedido ni ante amenazas ni pactos con sus carceleros. Lo más importante que le ha ocurrido tras las rejas ha sido su conversión a Jesucristo en 2005. Desde entonces la fe ha jugado un papel fundamental en su vida, fortaleciéndole en sus ideales, y haciéndole sentir un hombre libre, aunque se encuentre en prisión.

Por tanto, Ernesto cumple el requisito fundamental para recibir el Premio Patmos: ser consecuente con su fe. Por otro lado, el 2021 ha sido uno de los años más difíciles para elegir a uno entre muchos otros candidatos posibles, especialmente luego del 11 de julio cuando cientos de hombres y mujeres fueron a parar como Ernesto a las prisiones precisamente por demostrar ser consecuentes con sus ideas. Tanto del ámbito católico como protestante, sacerdotes, pastores o laicos, estuvieron en las calles entre el pueblo del que forman parte y con el que se identifican, pidiendo libertad. Por citar ejemplos, al sacerdote Castor Álvarez le golpearon la cabeza con un bate, el laico católico Ángel Mesa permanece en prisión desde el 11 de julio, el pastor Lorenzo Rosales Fajardo también permanece en prisión y ha trascendido que ha sido víctima de severas golpizas en una de las cuales (14 de julio) quedó inconsciente y para revivirle los cinco verdugos que le golpeaban orinaron sobre su cabeza… cualquiera de los centenares de héroes del 11J merece sin dudas nuestro galardón, en medio de tanta gente digna comprendimos que Ernesto se destacaba por la cantidad de años que ha sufrido el calvario que ahora tantos hermanos y hermanas sufren, de modo que en Ernesto se encuentra el simbolismo de premiar a través de él a todos los presos que sufren por motivos de conciencia.

Pero también, por supuesto, se premia la dignidad individual del propio Ernesto, y se le señala en un momento en que la multitud de presos de conciencia hace difícil enfocarse en uno de ellos y por tanto pese a sus 23 años en prisión, Ernesto tiende a perder visibilidad. Si este Premio al menos consigue arrojar un poco de luz sobre las tinieblas de su celda el Instituto Patmos se da más que satisfecho. En los años de prisión él ha vivido momentos de esperanza de ser liberado, por ejemplo, en ocasión de las visitas papales, especialmente siendo tan ferviente creyente católico desde su conversión en 2005. También en el momento del denominado ¨deshielo¨, cuando tuvieron lugar las negociaciones de la Administración Obama, y en las que por cierto el Papa Francisco jugó un rol muy relevante, muchos, incluyendo al propio Ernesto, sintieron que su libertad era inminente, pero entonces se sufrió la decepción de que varios espías fueron canjeados por solo una persona acusada de espionaje en Cuba, Rolando Sarraf Trujillo, porque el contratista Alan Gross fue liberado por cuestión humanitaria. Ernesto ha vivido en esperanza contra esperanza (Romanos 4:18a); pero este Premio se propone ayudarle en su esperanza.

Patmos, el nombre del Premio, que es a la vez el de este Instituto en las ¨catacumbas¨ de Cuba, es el nombre de la isla en la que Juan en el siglo I cumplía prisión condenado por el emperador Domiciano por ser consecuente con su Fe (Apocalipsis 1:9). La prisión de Juan derivó en las visiones de esperanza descritas en el Apocalipsis, porque más allá de las tribulaciones que describe, como parte de la confrontación universal entre el bien y el mal, es un libro con un final feliz. Es el mismo deseo para Ernesto preso en el siglo XXI bajo los Castro. Y al igual que en Patmos Juan recibió visiones de esperanza, en su prisión Ernesto las ha tenido para Cuba; y su libertad, y la de Cuba, se encuentran ambas muy cerca.

Instituto Patmos, 31 de octubre de 2021

Anhelamos llevar esperanza y vida al pueblo cubano: conversación con Cubanet a través de Kata Mojena Hernández

Instituto Patmos: “Anhelamos llevar esperanza y vida al pueblo cubano” (cubanet.org)

Premio Patmos 2020 a Martha Beatriz Roque Cabello

El Premio Patmos (otorgado cada 31 de octubre a creyentes cubanos consecuentes con su fe religiosa) se le concede este año a una mujer, y esto no podía dejar de ser justo en la séptima edición de este premio que venimos concediendo desde 2014, y es que, como se conoce, el siete, según la interpretación apocalíptica, es el número de Dios, y por tanto es el perfecto. Y hay que decirlo también, el Premio Patmos por fin se dedica a alguien que siempre mereció recibirlo, Martha Beatriz Roque Cabello, mujer de fe que no ha hecho otra cosa en los pasados 31 años que ser consecuente a sus creencias, y en cuyo nombre encontramos un símbolo para rendir homenaje a todas las mujeres cubanas de fe, pero especialmente a aquellas que por no renunciar a dicha fe han sufrido martirios y prisiones. 

Nuestra premiada no requiere de mucha presentación puesto que el 26 de junio de 1997 se puso de pie bien firme en la brecha y junto a Félix Bonne Carcassés (+), René Gómez Manzano y Vladimiro Roca habló de parte de Dios, y en favor de todos los cubanos, con la contundente declaración (indispensable documento histórico) “La patria es de todos” .  Lo que Martha Beatriz ratificara entonces  ante el indigno tribunal que la juzgó, el 16 de julio de 1997, “La cárcel no cambiará mi manera de pensar”, lo ha demostrado con creces en aquella y en las posteriores prisiones que con tanta dignidad ha enfrentado.

En una de sus cartas remitidas a sus hermanos de causa de “La patria es de todos” Martha llega a expresar tajantemente en una línea el extremo hasta el cual ella ha estado dispuesta a ser consecuente con sus ideas y principios: “yo solo quiero el sacramento de la Extremaunción, y estoy dispuesta a poner el mártir”. También en esa misma carta encontramos otras expresiones donde se percibe la manera en que Martha ha obedecido la exhortación paulina conocida como la kenosis de Cristo expresada en la Epístola a los Filipenses 2:5-7 donde San Pablo declara: “Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, si no que se despojó a sí mismo… ”, y es que ella, en imitación a Cristo, descendió a los infiernos, lo cual se evidencia en la siguiente descripción: “Desde este horrible lugar, que no tiene nada que ver conmigo, y que está a punto de darme un nuevo título universitario: doctora en ciencia del basurero de la vida, los saludo con todo el cariño que nos hemos profesado”.

Contando sus 485 días en su primera prisión Martha escribía: “Llevo 485 y según la petición fiscal me quedan 1300 aproximadamente. Solo Dios sabe, los contaré uno a uno con mucha fe y dignidad.”

Cuando en marzo de 2003 se desatan por órdenes de Fidel Castro  los arrestos y enjuiciamientos sumarios de decenas de líderes de la oposición, Martha vuelve a ser encarcelada y condenada a 20 años de prisión.  Actualmente se encuentra todavía cumpliendo dicha sentencia aun cuando lo haga bajo licencia extrapenal. Pero no porque Martha se encuentre fuera de las rejas de las prisiones chicas que pueblan toda la isla se puede afirmar que ella ha sido liberada. Ella sufre la suerte del pueblo cubano secuestrado en lo que sabemos es la prisión grande la isla de Cuba, como lo fuera en el siglo I la isla de Patmos para quienes como Juan, autor del Apocalipsis, sufrieran “por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo”. También, como Juan en Patmos, ella evoca visiones de esperanza para su pueblo, porque su libertad auténtica solo será posible el día cuando Cuba sea libre por fin. Entre tanto su vocación de servir a su pueblo continúa cada día a través de su labor comunitaria y en sus entregas mensuales y trimestrales en inglés y en español de sus informes sobre derechos humanos iniciados en 2019 y que constituyen un testimonio genuino de las violaciones constantes a los derechos humanos que cotidianamente se suceden en la isla prisión.

En tales informes nuestro Instituto Patmos tiene el honor de intercambiar y compartir información en todo lo que se refiere a libertades religiosas que siempre ocupan un segmento importante. El Instituto Patmos y Martha han sido cómplices en tender puentes y abrir puertas en muchos casos en los que el adversario se esfuerza en hacer todo lo contrario, y especialmente cuando de asuntos de fe e iglesias se trata.

En la entrega del Premio Patmos 2020 sucede como con los seis hermanos de Martha Beatriz homenajeados en nuestras seis ediciones anteriores: Amador Blanco Hernández (2014), P. José Conrado Alegría (2015), Dr. Oscar Elías Biscet (2016), Dagoberto Valdés Hernández (2017), Dr. Eduardo Cardet Concepción (2018) y Roberto de Jesús Quiñones Haces (2019); nuestro muchas veces clandestino Instituto Patmos es quien se honra, y desde las catacumbas de Cuba extendemos a Martha nuestro abrazo de fe que desembocará en el mayor premio, que se conseguirá gracias al sacrificio vivo de creyentes como ella, el de la libertad de todos los cubanos.  

Video:  

  Agradecemos la inmediata divulgación de nuestro Premio al periodista católico español José María Ballester Esquivias en ABC:

https://www.abc.es/internacional/abci-martha-beatriz-roque-galardonada-premio-patmos-libertad-religiosa-cuba-202010311715_noticia.html

 

Roberto de Jesús Quiñones Haces, nuestro Premio Patmos 2019, debe ser liberado de inmediato

Solo bajo un régimen totalitario como el que desgobierna la isla de Cuba por 61 años un cristiano integro como Roberto de Jesús Quiñones Haces puede ser encarcelado. En la Prisión Provincial de Guantánamo permanece desde que allí fuera encerrado el 11 de septiembre de 2019 para cumplir el año de prisión al que fue injustamente condenado en un juicio sin garantías y totalmente arbitrario celebrado el 7 de agosto de 2019; se le negó la posibilidad de una vista de apelación, y finalmente el 27 de agosto recibió como firme la sentencia. Es además la segunda condena por motivos de conciencia que cumple Quiñones: en 1999, y por cuatro años, ocho meses y doce días, permaneció también prisionero hasta que en 2003 salió en libertad condicional.

Al reclamo de la inmediata libertad de Quiñones se suman este 2 de septiembre las organizaciones no gubernamentales ARTICLE 19, el Institute for War and Peace Reporting (IWPR) y Amnistía Internacional.

Recientemente, el hijo del laico católico, Roberto Quiñones, denunció que la excarcelación de su padre, prevista para el 4 de septiembre, podría dilatarse bajo la excusa de una presunta prueba de Covid-19 que le realizarán en una unidad militar. El joven calificó esta decisión como «una nueva maniobra» del régimen cubano y aseguró que de no ser liberado su padre volverá a protestar ante la sede de la embajada de la dictadura en Washington DC. De ser así, el Instituto Patmos estará allí con el como lo hemos hecho antes.

Muere el primer Premio Patmos, el laico católico Amador Blanco

Amador Perfecto Blanco Hernández

Y oí una voz del cielo que decía: «Escribe lo siguiente: benditos son los que de ahora en adelante mueran en el Señor. El Espíritu dice: “Sí, ellos son en verdad benditos, porque descansarán de su arduo trabajo, ¡pues sus buenas acciones los siguen!”».

(Apocalipsis 14:13, NTV)

El jueves 9 de abril concluyó su arduo trabajo en este mundo el primer Premio Patmos (2014), el laico católico caibarienense, Amador Perfecto Blanco Hernández, quien apenas 9 días después, el 18 de abril, podría haber alcanzado la meta de 71 años si su corazón no se hubiese resistido a continuar latiendo, para llegar a la primera meta de los más robustos a los que se refiere el Salmo 90:10.

En el curso 1982-1983, por adelantarse a la glasnost y a la perestroika soviética, y atreverse a enseñar a sus estudiantes de Historia del Instituto Pedagógico Félix Varela la verdad acerca del estalinismo, el Profesor inicio un vía crucis que no terminó hasta su partida de este mundo. A su expulsión de la academia oficial, con los daños agregados de quedar sin trabajo ni sustento, con dos padres adultos que mantener, que no sobrevivieron de sufrimiento mucho más allá de su prisión política con huelgas de hambre incluidas; y el estigma de ser otro “apestado gusano” al que el sistema cubano nunca perdió de vista y se empeñó en apabullar, molestar, amenazar, aislar, herir, sin conseguir nunca lograrlo en el grado en que se lo proponían, porque nunca le robaron, ni el gozo que proviene del Espíritu, ni la comunión que siempre encontró en sus hermanos de fe, de su comunidad católica en primer lugar y también de las iglesias presbiterianas y bautistas; y por último de su familia del Instituto Patmos.

Para Caibarién deja el legado de la Fundación de Derechos Humanos José Martí de Cuba, y para el ciberespacio las huellas de su blog “Alas de Libertad”: alasdelibertadcuba.wordpress.com, o sus 5.462 trinos inquietos y constantes en su cuenta en Twitter @AmadorDeLibertad, de los cuales en uno de los últimos pedía la liberación de todos los presos políticos:

y otro realizaba un llamado a las iglesias cubanas poniendo los ejemplos de Moisés, Elías y Jesús:

Su último viaje a la capital habanera fue para participar en la ceremonia de entrega del Premio Oswaldo Payá al Secretario General de la OEA Luis Almagro, en apoyo a Rosa María Payá y a la iniciativa ciudadana Cuba Decide.

Emitiό, además, ya con malestares de salud, una carta que fue incluida como la número 11 publicada el 5 de noviembre de 2019 por Civil Right Defenders: “El gobierno cubano no muestra voluntad para cumplir el Acuerdo al excluir a la sociedad civil del dialogo”, como parte de la serie #CartasdeCubaParaUE: https://crd.org/2019/11/05/el-gobierno-cubano-no-muestra-voluntad-para-cumplir-el-acuerdo-al-excluir-a-la-sociedad-civil-del-dialogo/

Patmos Ediciones incluirá en su colección #BerlinWall30 una compilación de escritos de Amador Blanco, que será parte de su legado póstumo.

Aunque ya “descansa de su arduo trabajo” los retos y desafíos que deja a la Unión Europea, pero sobre todo a los propios cubanos, y a las iglesias en la isla, conseguirán el anhelo por el que tanto luchó y sufrió, porque “sus buenas acciones le siguen”.  

ANIVERSARIO 7 DEL INSTITUTO PATMOS

Patmos Aniversario 7

El 2 de febrero de 2020 el Instituto Patmos celebra 7 años de continuo servicio a las libertades religiosas en Cuba. Esta red informal compuesta de rostros visibles, y otros no tan visibles, pero no menos importantes, tanto dentro como fuera de Cuba, ha hecho posible una estela de Reportes, incluyendo el enviado a Ginebra para el Examen Periódico Universal 2014-2017, y ya prepara para el 2018-2021.

Ya son 6 los premios anuales otorgados a creyentes cubanos consecuentes con su fe: Amador Blanco, 2014; José Conrado Alegría, 2015; Oscar Elías Biscet, 2016; Dagoberto Valdés, 2017; Eduardo Cardet, 2018; Roberto de Jesús Quiñones, 2019 y el 31 de octubre de 2020 se hará el anuncio del séptimo de los premios coincidiendo con el Día de la Reforma Protestante.

Parte de la celebración por el aniversario 7 será el anuncio y divulgación del más reciente Informe de Patmos, sobre el comportamiento de las libertades religiosas en Cuba durante 2019; que en este blog será publicado en una serie de post acápite por acápite.

El programa radial o podcast semanal del Instituto Patmos se transmite desde hace dos años y medios:  soundcloud.com/maritovoz; y este séptimo año 2020 suma la iniciativa editorial Patmos Ediciones que ya cuenta con dos libros publicados en la primera serie dedicada a los treinta años de la caída del muro de Berlín.     

Como Juan en la isla de Patmos recibió visiones de esperanza que escribió a las siete iglesias que se encontraban en Asia menor en medio de tribulaciones, el Instituto Patmos se empeña en generar esperanza que desaloje al totalitarismo y a la desesperanza que todavía prevalecen en Cuba.

“Restaura nuestro bienestar, Señor, como los arroyos renuevan el desierto. Los que siembran con lágrimas cosecharán con gritos de alegría. Lloran al ir sembrando sus semillas, pero regresan cantando cuando traen la cosecha” (Salmo 126:4-6, Nueva Traducción Viviente)

Detenido en #Cuba otro destacado defensor de las libertades religiosas: Ricardo Fernández Izaguirre.

Ricardo Fernández Izaguirre, destacado defensor de la libertad religiosa en Cuba ha sido detenido y recluido en régimen de incomunicación. Ricardo se presentó en la estación de policía de Camagüey a la 1 pm del martes 12 de noviembre después de recibir una citación verbal de la policía el día anterior. No se le ha visto ni se ha vuelto a saber de él desde entonces.

Henry Constantín Ferreiro, periodista de la revista independiente cubana «La Hora de Cuba», informó que las autoridades se negaron a compartir información con la esposa o los compañeros de trabajo de Fernández Izaguirre que se habían reunido fuera de la estación para esperarlo. En cambio, un oficial le dijo al grupo que había una investigación sobre el Sr. Fernández Izaguirre, y que estaría recluido en régimen de incomunicación durante cuatro días. El Sr. Constantín Ferreiro también informó que cuando la esposa del Sr. Fernández Izaguirre, Yusleysi Gil Mauricio, entró a la estación para preguntar sobre los cargos en su contra, «tres agentes de la Seguridad del Estado la amenazaron e insultaron a ella y a Ricardo» y le dijeron que «sería juzgado por ser un contrarrevolucionario.»

Fernández Izaguirre, quien ha documentado más de 60 violaciones de la libertad de religión o creencias (FDR) este año, fue detenido y retenido sin cargos en julio. Estuvo recluido en régimen de incomunicación durante cuatro días y liberado después de diez días. Poco después de esta experiencia, expresó su preocupación a CSW por el hecho de que el gobierno cubano intentaría fabricar un caso penal en su contra, preocupaciones que parecían confirmarse cuando muchos de sus vecinos y colegas informaron que agentes de la Seguridad del Estado cubano se habían acercado a ellos para hacerles preguntas sobre El activista. Constantín Ferreiro informó que los tres agentes de Seguridad del Estado le dijeron a la Sra. Gil Mauricio el martes que un «testigo clave de la acusación que supuestamente se había presentado» contra el Sr. Fernández Izaguirre sería llevado a la estación al día siguiente.

El gobierno cubano ha intensificado los ataques contra FoRB y la presión sobre los líderes religiosos desde la adopción de una nueva constitución que debilitó severamente el lenguaje sobre FoRB y la libertad de conciencia en febrero de este año. El domingo 10 de noviembre, el presidente de la Convención Bautista Oriental de Cuba, una de las denominaciones protestantes más grandes de la isla y uno de los miembros fundadores de la Alianza de Iglesias Evangélicas Cubanas (AIEC), fue detenido para abordar un vuelo y se le informó que tiene prohibido abandonar el país. Otros líderes protestantes prominentes, incluidos los líderes de la Liga Evangélica y la Iglesia Metodista de Cuba, ambos miembros fundadores de la AIEC, y el Pastor Alayn Toledano Valiente del Movimiento Apostólico «Sendas de Justicia», también han sido incluidos en una lista de prohibición de viajar, supuestamente por razones de seguridad nacional.

Anna Lee Stangl, de CSW, dijo: «Estamos profundamente preocupados por el bienestar de Ricardo Fernández Izaguirre y le pedimos al gobierno cubano que lo libere sin cargos de inmediato. Ricardo se ha dedicado a investigar y documentar las violaciones de la libertad de religión o creencias experimentadas por personas de todas las religiones en todo el país. En lugar de tratar de criminalizar este trabajo pacífico de derechos humanos, el gobierno cubano debería enfocarse en mejorar su registro de FoRB y defender los derechos de sus ciudadanos a practicar su religión o creencia sin la interferencia del estado. Instamos al gobierno cubano a levantar la prohibición de viajar a líderes religiosos cubanos y defensores de derechos humanos sin demora «.

Aprovechamos para recordar también que el también periodista defensor de las libertades religiosas Roberto de Jesús Quiñones Haces (Premio Patmos 2019) permanece recluido en prisión desde el 11 de septiembre como resultado de su solidaridad al matrimonio de pastores Ramón Rigal y Adya Expósito quienes permanecen prisioneros en Guantánamo desde abril. CSW publicó en inglés este primer boletín de prensa sobre este nuevo caso de Ricardo Fernández Izaguirre: https://www.csw.org.uk/2019/11/13/press/4490/article.htm

El llamamiento de #Bukovski, a treinta años de la caída del Muro de #Berlín (por Mario Félix Lleonart Barroso @maritovoz)

El pasado 29 de octubre el periodista español José María Ballester Esquivias publicό en el periódico ABC el obituario de Vladimir Bukovski quien había fallecido apenas dos días antes, el 27 de octubre, en Cambridge, Gran Bretaña. Ballester tuvo la gentileza de dar a conocer en sus redes sociales que dedicaba el obituario a “todos esos cubanos que han padecido y siguen padeciendo la crueldad del comunismo castrista, al que se enfrentan con extraordinaria valentía”.

Bukovski, junto a otros como Aleksandr Solzhenitsyn, estuvo entre los míticos disidentes soviéticos, sufrió doce años en cárceles psiquiátricas, pero sobrevivió y consiguió dar a conocer a Occidente los horrores del comunismo, y junto a algunos políticos de los Países Bálticos, hace unos diez años tuvo la claridad de proponer instituir lo que, “por analogía con el significado del tribunal al que se alude con este nombre respecto del nazismo, podemos llamar un Nuremberg del comunismo. Está claro que la palabra Nuremberg es una metáfora, un término simbólico que no indica un tribunal internacional idéntico al de Nuremberg, pero que expresa una necesidad histórica e indica un resultado cultural y político que, en realidad, hoy sería más efectivo que un tribunal de justicia en sentido literal.”

La muerte de Bukovski nos deja mucho dolor y un gran vacío, pero es precisamente en memoria suya que debemos realizar esta idea suya del Nuremberg del comunismo, y nada mejor que esta oportunidad de los 30 años que se cumplen, el 9 de noviembre, de la Caída del Muro del Berlín para, “más allá del aspecto jurídico-legal en sentido estricto, que por razones prácticas y formales no es en este caso lo primero, realizar una denuncia mundial de los crímenes de la ideología social-comunista y su intrínseco espíritu totalitario, y llevar a cabo una acción educativa para subrayar su esencia iliberal y evitar su proliferación en las generaciones futuras”.

Tal llamamiento, según nos ha dado a conocer Renato Cristin (University of Trieste, Italy), se anunciará este 7 de noviembre en Roma, refrendado por centenares de organizaciones y personalidades, entre las cuales el Instituto Patmos es firmante, “para que el Comunismo sea condenado como lo fue el nazifascismo en Nuremberg”. Dos días después, el 9, día exacto del aniversario del Derrumbe del Muro, se celebrarán conferencias en Madrid, España, y en Trieste, Italia, y también el 11, en Bucarest, la Fundación Eugenio Coposu dará a conocer este importante llamamiento.

Otros muchos eventos alrededor del mundo servirán también para amplificar este documento, tres de ellos en los cuales el Instituto Patmos estará representado serán, el viernes 8 de noviembre al mediodía en una protesta, no por coincidencia en ese preciso día, frente a la Embajada de Cuba en Washington DC, reclamando la libertad de todos los presos políticos, y en especial exigiendo fe de vida de cuatro activistas de la Unpacu detenidos desde el 1 de octubre, entre los cuales se encuentra su líder José Daniel Ferrer. Esa misma noche del 8 de noviembre participaremos en una Ceremonia auspiciada por la organización “Víctimas del Comunismo” también en Washington DC donde se llevará a cabo la entrega de la Medalla de la Libertad Truman-Reagan al pastor luterano Joachim Gauck, quien dirigió oraciones semanales por la paz que ayudaron a iniciar la resistencia popular al régimen comunista y finalmente dieron lugar a las manifestaciones de protesta en 1989. Y entre el 21 y 23 de noviembre seremos parte en Boston de la Conferencia “Hacia una sociedad libre y virtuosa: la caída del muro de Berlín y el marxismo en la era moderna” invitados por Acton Institute.

La iniciativa del llamamiento ideado por Bukovski trascenderá su partida física, y se articula, por lo pronto, según Cristin, en dos fases, la primera de las cuales ya tuvo lugar, liderada por él mismo, y que consistió en reunir alrededor de doscientas firmas relevantes en todo el mundo en apoyo a este justo llamado; y la segunda, la de hacerlo público, ocurrirá este 7 de noviembre, para obtener el mayor número posible de adhesiones, y colaboradores directos de Bukovski preparan un sitio dedicado a través del cual el llamamiento será hecho público.

Si realmente pretendemos que en el mundo impere la justicia no queda de otra, el comunismo es tan culpable como el nazifascismo en la misma medida millonaria de cada una de sus víctimas, y como culpable, es imprescindible sentarlo, de una vez por todas en su propio “Nuremberg”.